Un gerente fue con el maestro Desarrollador y le mostró el documento de requerimientos para una nueva aplicación.

El gerente le preguntó al maestro: “¿Cuánto tiempo tomará diseñar este sistema si le asigno cinco Desarrolladores al proyecto?”

“Tomará un año”, dijo el maestro rápidamente.

“¡Pero necesito este sistema inmediatamente o antes! ¿Cuánto tiempo se tardará en diseñar este sistema si le asigno diez Desarrolladores?”

El maestro frunció el ceño. “En este caso, tomará dos años.”

“¿Y si le asigno cien Desarrolladores?”

El maestro se encogió de hombros. “Entonces el diseño nunca será completado”, dijo.


Un maestro estaba explicando la naturaleza del Tao a uno de sus novicios, “El Tao está
encarnado en todo software — sin importar cuán insignificante sea”, dijo el maestro.

“¿Está el Tao en una calculadora portátil?”, preguntó el novicio.

“Está”, fué la respuesta.

“¿Está el Tao en un video juego?”, continuó el novicio.

“Está hasta en un video juego”, dijo el maestro.

“¿Y está el Tao en el DOS de una computadora personal?”

El maestro tosió y cambió ligeramente su posición. “La lección se acabó por hoy”, dijo.


Un gerente fué con sus Desarrolladores y les dijo: “Con respecto a sus horas de trabajo: ustedes
van a tener que venir a las nueve de la mañana e irse a las cinco de la tarde.”

Con esto, todos se enojaron y varios renunciaron en el momento.

Entonces el gerente dijo: “Está bien, en ese caso ustedes pueden fijar sus propias horas de
trabajo, siempre y cuando terminen sus proyectos a tiempo.”

Los Desarrolladores, ahora satisfechos, comenzaron a llegar a mediodía y trabajar hasta la madrugada.

Todas estas citas están extraídos de  “The Tao of Programing” de Geoffrey James,  Una pequeña y divertida obra, inspirada en el Tao Te Ching de Lao Tzu, pero repleta de algunos principios que harán la delicia de los aficionados a la programación, como que el código debe ser sencillo, pequeño y fácil de mantener o el programa debe responder al usuario en la forma en que él espera.

Recordar que “sin la risa no existiría el Tao”

Link | Versión online en inglés

Link | Versión online en español