La idea es hacer una imagen en blanco y negro, dejándole algún toque de color. En este caso partimos de esta foto totalmente en color, y vamos a intentar que nuestra amiga Joan destaque un poco más sobre el fondo.

  • Abrimos la imagen original con Gimp y lo primero que hacemos es duplicar la capa original.

  • A continuación convertimos la imagen en blanco y negro mediante color > desaturar y de las tres posibilidades (claridad, luminosidad o media) elegimos la que más nos guste.

  • El siguiente paso será Capa > Máscara > Añadir máscara de capa, o si preferimos haciendo botón derecho sobre la capa duplicada Añadir máscara de capa. 

Elegimos máscara de capa a blanco (Opacidad total).

  • La última fase es seleccionar la herramienta pincel, elegimos el tamaño adecuado y pintamos sobre el área a la queremos devolver el color original.Para ello nos aseguraremos que tenemos seleccionado como color de frente el color negro. (Si en algún momento percibimos que nos equivocamos al colorear alguna zona, cambiamos a color blanco de frente y con el mismo pincel recuperamos el B/N).


  • Le damos a Guardar y este sería el resultado final