Este es un pequeño truco que seguramente muchos de los usuarios veteranos ya conoceréis, pero que puede ser interesante para los que recién empiezan a manejarse con la terminal de linux. Se trata de dejar corriendo un proceso (cualquier script o programa) sin necesidad de mantener abierta la consola que lo está ejecutando. Es bastante útil si estamos lanzando varios programas y no queremos tener un montón de terminales abiertos en nuestro escritorio.

Existen comandos muy completos como screen que permiten hacerlo, pero realmente la forma más sencilla es esta:

[nombre del comando]&exit

Así, si queremos lanzar Cheese en segundo plano independiente de la shell, haríamos

cheese&exit

A que es fácil? Para que después digan que Linux es complicado…

Fuente Imagen | The Paper Wall