Muchos de vosotros ,seguro que aún tenéis esa vieja computadora que os resistís a jubilar y que le queréis dar una “nueva vida”, por suerte en Linux existe una distro para cada situación: es el caso de Tiny Core Linux una de esas diminutas distribuciones en tamaño (solo 8MB en su versión más sencilla) pero autenticos gigantes a la hora de sacar partido a nuestro viejo hardware.

Diseñada para funcionar en modo live mediante cd pendrive y hacer uso de la RAM del equipo, también puede instalarse en nuestro disco duro, obteniendo un entorno minimalista que se puede ir ampliando gracias a extensiones. Core Linux se presenta en 3 sabores diferentes:

  • Core (8 MB). Es el sistema base, ideal para linuxeros expertos, ya que incluye solo la linea de comandos aunque posteriormente se le puede añadir entornos gráficos gracias a las extensiones.
  • TinyCore (12 MB). Es la opción más recomendable para los usuarios que tienen conexión a internet por cable, incluye la base del sistema Core más extensiones, que proveen un entorno dinámico de escritorio FLTK/FLWM
  • CorePlus (64 MB). Recomendada para nuevos usuarios, que utilizan conexión wi-fi y que no tienen teclado US. Incluye también la base (Core) del sistema y nada menos que 7 gestores de ventanas diferentes: Joe’s, ICE, FLWM, Fluxbox, HackedBox, FLWM topside (por defecto), FLWM classic, OpenBox.

Tiny Core Linux requiere para ejecutarse 46MB de RAM aunque la configuración recomendada sería: Pentium 2 o superior, 128MB de RAM y algo de SWAP (memoria de intercambio).

La última versión de Core Linux 4.6, recien salida del horno, está disponible para descargar desde su web, donde también podréis consultar las notas de la actualización.