Cutegram: un excelente cliente de escritorio para Telegram

cutegram-desktopCutegram es un nuevo cliente de Telegram para el escritorio, en esta ocasión dirigido a usuarios de GNU/Linux y que al igual que el cliente oficial de Telegram Desktop del que os había hablado hace unas semanas, permite recibir todo de archivos, mantener conversaciones y gestionar nuestro perfil en esta aplicación de mensajería.

El programa cuenta con una bonita interfaz construida en Qt, donde nos encontramos también los populares iconos Faenza y que ademas hace uso de otras tecnologías como QML, libqtelegram, libappindication, y AsemanQtTools para proporcionarnos una excelente experiencia de usuario.

cutegram-foto

Cutegram es software libre (licencia GPLv3) y entre sus características podemos destacar:

  • Compatibilidad con cualquier tipo de escritorio (KDE, GNOME, Xfce, etc..), incluyendo la integración con las notificaciones del sistema.
  • Capacidad de recibir y enviar archivos como imágenes, música, videos o documentos. Algo que podemos hacer con un simple «arrastrar y soltar» (drag and drop) en la ventana del programa.
  • Facilmente personalizable: podemos cambiar el tipo de fuente, color, sonidos, lenguaje, etc…
  • Utiliza los Emoji de Twitter (Telegram Desktop por contra utiliza los de Apple)
  • Icono disponible en la bandeja del sistema
  • Secret Chat (experimental)

Cutegram está disponible para su descarga en la página web del proyecto, donde encontraréis paquetes Deb para Ubuntu, genéricos para el resto de distros que nos permiten ejecutar un sencillo instalador, así como el código fuente para aquellos que se animen a compilar.

Como es habitual en estos programas una vez instalado tendremos que introducir nuestro número de teléfono donde recibiremos un código para loguearnos y empezar a usar el programa.

12 comentario en “Cutegram: un excelente cliente de escritorio para Telegram”

Responder a José Rodríguez Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.