9 thoughts on “Debian registra su logo como marca comercial”

  1. Yoyo says:

    Ya era hora.

    Romancero Linuxero: Debian vs Ubuntu – DistroWatch 2013

    https://www.youtube.com/watch?v=yekyA9pML6U

    Todo pasa, nada queda,
    porque lo nuestro es pasar,
    pasar haciendo camino,
    caminando en la espiral.

    Debian se llamaba ella,
    muy joven comienza a andar,
    el amor le llega pronto,
    igual la maternidad.

    De la madre nacen hijos,
    los hijos aprenden a andar,
    cuando los hijos son grandes,
    no miran ni para atrás.

    La madre traga saliva,
    prefiere no molestar,
    el hijo se va de casa,
    su orgullo le puede más.

    La madre que pierde un hijo,
    se queda con los demás,
    Ubuntu lleva por nombre,
    y su destino es triunfar.

    Ubuntu consigue fama,
    éxito a nivel mundial,
    borrando tras si las huellas,
    que no quiere recordar.

    Pasa el tiempo, y la fama…
    lo sube en un pedestal,
    donde asienta su reinado,
    el mejor de Distro Watch.

    Los años pasan, madura,
    un hijo que llegará,
    envuelto en hojas de menta,
    la historia repetirá.

    Linux Mint se llama el hijo,
    que lo va a doblegar,
    le quita el número uno,
    Ubuntu ya está detrás.

    Furioso, Ubuntu arremete,
    quieto no se va a quedar,
    se viste su propio traje,
    se asienta en la Unidad.

    La Unidad no causa efecto,
    y desune mucho más,
    Ubuntu vaga sin rumbo,
    planeando remontar.

    La suerte no le acompaña,
    sus fieles tristes están,
    Ubuntu les pide ayuda,
    la ayuda no llegará.

    Malos tiempos, días grises,
    crisis a nivel mundial,
    Ubuntu llora de rabia,
    no se quiere resignar.

    Y mientras tanto la madre,
    no paró de caminar,
    paso lento, paso firme,
    se le vuelve a acercar.

    En este año presente,
    si miramos Distro Watch,
    vemos a Debian segunda,
    Ubuntu ya queda atrás.

    Una madre es una madre,
    la cual hay que respetar,
    si la codicia te pudo,
    sus efectos pagarás.

    1. tannhausser says:

      El poeta del deb ha vuelto 🙂

    2. Charles White says:

      que bueno :O

  2. Pingback: Debian registra su logo como marca comercial
  3. Trackback: Debian registra su logo como marca comercial
  4. davidochobits says:

    Qué gran poema!
    Me alegro que lo hayan registrado. Ya te encontrabas el símbolo en cualquier parte.

  5. alunado says:

    y ahora con que cara se sigue haciendo iceweasel ?

    No dudo de la utilidad de esto, pero no me gusta. Prefería que se ponga en cualquier parte antes que se case con la injusticia de la legalidad.

  6. José Miguel says:

    Creo que el tiempo siempre acaba poniendo las cosas en su lugar, pero es necesario recordar…

    En su momento, Firefox puso a Debian entre la espada y la pared. Obligando a Debian o, a acogerse a sus términos o dejar de utilizar su nombre.

    Una decisión que así, en frío, suponía un giro importante para la distribución. Vale que optaron por otro camino, en ese momento se considero lo mejor. Pero eso no significa que no se puedan producir cambios, todo evoluciona y las necesidades cambian.

    Creo que han elegido el mejor camino, y no me parece bien que se aproveche cualquier oportunidad para “machacar”. En ese sentido, somos nuestro peor enemigo, me parece que un cambio de mentalidad seguido de un cambio de actitud, nos vendría al dedo.

    Saludos.

    1. Iván Bethencourt says:

      Según mi limitada experiencia como usuario de Mint, todo lo que es compatible en Ubuntu lo es en aquél, y viceversa.
      Las principales diferencias son el escritorio (más tradicional en Mint), el navegador de archivos (un clon de Nautilus pero con más funcionalidades), el Centro de Software (basado en el de Ubuntu pero sin incitaciones comerciales) y un actualizador de sistema que te permite in situ rechazar algunas actualizaciones con las que uno no podría estar de acuerdo.
      Aparte de una estética muy cuidada.

  7. José Miguel says:

    Perdón por mi nueva intervención, pero después de leer mi comentario me di cuenta que podría ser mal interpretado. En ese sentido, hablo en términos generales, no por lo que aquí se dice.

Deja un comentario