Disponible Linux Mint 18 Xfce

linuxmint18-xfce

Tras el lanzamiento de las ediciones Cinnamon y MATE –las auténticas joyas de la corona de Mint–, ahora le toca el turno al escritorio ligero Xfce (4.12) de hacerse un sitio en Linux Mint 18 Sarah.

Estamos hablando de una derivada de Ubuntu 16.04 LTS, con soporte de seguridad y actualizaciones durante los próximos 5 años y que hace suya todas las innovaciones recientes de la distro.

Empezando por las X-Apps, un conjunto de aplicaciones de diseño tradicional creadas para entornos GTK y llamadas a ser compatibles con el resto de distribuiciones GNU/Linux: el editor de texto Xed, el visor de imágenes Xviewer, Xplayer para multimedia o el organizador de imágenes Pix, son algunos de eses programas.

The League of Extraordinary Applications que forman las super X-Apps, están llamadas a sustituir muchas de las aplicaciones propias de los diversos escritorios. Aún así vemos algún que otro miembro de la tropa habitual de Xfce por el menú de la distro: xfburn, thunar, Xfce-terminal.

Clásicos del software libre como GIMP, LibreOffice, Firefox, Transmission, Pidgin y obviamente el kernel, en su edición 4.4.0 también están presentes.

La instalación de codecs multimedia privativos ahora ya no viene de serie, hay que instalarlos a posteriori. Algo que podemos hacer desde el menú multimedia, sin mayores traumas.

En Linux Mint 18 debutó el Tema Mint-Y (moderno y diáfano, pero sin caer en el minimalismo), sin embargo este no viene seleccionado y de forma predeterminada zarpa con el artwork del veterano Mint-X.

Por lo demás, destaca como siempre la abundancia de interfaces de configuración para todo tipo de faenas: compositor compiz, backups, firewall, gestion de contraseñas, escritorio, paneles, discos y memorias USB, controladores gráficos, etc…

Mención aparte merece su gestor de actualizaciones, que permite establecer tres diferentes niveles de actualización (desde un “no rompas mi computadora” hasta “actualizamos a cañón y que sea lo que Tux quiera”), al tiempo que mejora la detección e información sobre los nuevos kernels disponibles.

Hablando de actualizar… el comando apt –que fue introducido por Mint hace casi 10 años y que ahora distros como Ubuntu empiezan a recomendar en lugar de “apt-get”–, mejora la compatibilidad con la sintaxis utilizada en Debian e introduce algunas mejoras a la hora de eliminar PPA’s o mostrar el progreso de las operaciones.

Por último otros aspectos a destacar son: la mejora del soporte de las pantallas HiDPI y la migración a GTK3 de las mayoría de Mint Apps (mintdesktop, mintsystem, mintwelcome, mintlocale, mintdrivers, mintnanny, mintstick, mint-common, mintupdate, mintbackup y mintupload).

En el blog de Linux Mint encontraréis más información sobre este lanzamiento, así como los enlaces de descarga para arquitecturas de ordenador de 32 y 64 bits. Los usuarios de ediciones previas (17.x) pueden actualizar a Linux Mint 18 siguiendo estas instrucciones.

En cuanto a la edición con KDE –la última que falta por salir–, todavía no hay fecha para su liberación.

14 thoughts on “Disponible Linux Mint 18 Xfce”

  1. Gabriel says:

    Ejecutando la fase “mintupgrade upgrade” y con las manos en las castañas, esperando que no se vaya al /dev/null mi sistema!! (:

    1. tannhausser says:

      sudo allahu akbar mintupgrade upgrade 🙂

  2. D'Artagnan says:

    Genial este LinuxMint que, paradojas de la vida, estando basado en Ubuntu funciona mejor.

  3. Platonov says:

    Una pregunta, cual es tu opinión de xfce respecto a mate a dia de hoy?. Te lo digo porque ya hace tiempo que me pasé a xfce, pero viendo el espectacular trabajo de mate, me estoy pasando a mate, aunque tengo dudas. En cuanto a consumo de recursos, yo los veo igual. Y de estabilidad a largo plazo con xfce no he tenido ni un problema., pero de mate no lo se. saludos

    1. tannhausser says:

      Creo que Xfce sigue siendo algo más ligero que MATE. Me pasa un poco como a ti, a Xfce lo he usado durante muchos años y siempre me pareció un escritorio tremendamente fiable. En cuanto a MATE lo he probado muchas veces pero nunca lo he tenido fijo en mi equipo más de unos días, con lo cual no puedo dar fe de su estabilidad (otro tanto me pasa con Cinnamon).

      Al final creo que la diferencia la puede marcar que te gusten más las aplicaciones de un escritorio u otro, o la diferencia de diseño en ese enfoque clásico que ambos mantienen.

      También en un futuro como lleven la migración a GTK3 y la calidad de las distros que den soporte a ambos escritorios, colaborando en su desarrollo. En ese punto Ubuntu MATE lo está haciendo muy bien.

      Mi opinión personal: Teniendo Xfce no necesito MATE y siempre tengo la impresión con ese entorno de que estoy usando una versión antigua de GNOME: más configurable que GNOME Shell, con menor consumo de recursos, un GNOME 2 rediseñado pero en definitiva más viejo.

      1. Platonov says:

        Gracias por tu opinión. y también te felicito por tu blog, opino poco pero paso a menudo.

        1. tannhausser says:

          Gracias a ti por pasarte y comentar!

      2. SergioN says:

        Lo de Mate es una discusión donde cada cual tiene opiniones inamovibles, parece 🙂
        Yo no le veo utilidad a algo que no es más que añoranza de Gnome2… pero en GTK3, es decir, una apariencia del anterior, pero sin la posibilidad de configurar que se tenía antes.
        Xfce te aporta ligereza… siempre y cuando mantengas sus aplicaciones por defecto, porque si cambias los reproductores multimedia, el office y demás a lo que a ti te guste, se acabó esa “ligereza”.
        En su favor digo que es duro, fuerte y fiable como poco he visto.
        Lo uso en pequeños ordenadores y no lo cambio por otro.
        Mi opinión. Saludos a todos. 😉

  4. gabo says:

    Yo insisto con algo que observo en Mate y que nadie me lleva el apunte.Ya hace mas de 2 años que lo vengo viendo. Mate se cuelga, ocupa todo el procesador. Me pasaba con un Pentium anterior y ahora con un Intel G3220 y ram de 6Gb. Lo compruebo con comando top y htop, y me carga el procesador a mas del 100% con lo que la maquina se cuelga, no se puede transferir archivos, navega mas lento, etc. El gran problema es que me llegue a quemar el procesador. Aclaro que el mate que me da problemas es el de Linux Mint, antes y hoy dia, pero tambien en otras distros con ese escritorio.Bueno eso es todo. Si alguien le sucede lo mismo que diga como solucionarlo.

  5. Pacuco says:

    He probado Linux mint 18 Mate y Linux mint 18 Xfce y si se nota la diferencia de recursos, en MATE limpio despues de instalación sin ningun programa que yo haya ejecutado 700Mb Ram y en XFCE 400Mb y cuando está ejecutandose varios procesos de un uso diario, Mate 1Gb y XFCE 700Mb. La diferencia son 300Mb para hacer lo mismo.

  6. BlueSkull says:

    Solo para comentaros que uso i3 para programar, pero para tareas “normales” siempre he usado xfce. Desgraciadamente eso ha cambiado, xfce falla estrepitosamente con doble pantalla si esta es 4K, no la reconoce, no la enciende cuando vuelves de hacer algo, en fin, un desastre.

    Probando varios DE al final mire cinnamon, y aqui estoy. Es bonito, rapido, no consume, y lo mas importante, no tiene fallos, es para mi el mejor DE, y es una lastima por que llevaba con XFCE los ultimos 6 o 7 años.

    Tambien me gustaria comentar el estado de abandono de todos los DE de linux en cuanto a HiDPI, no hay NI UNO que de la talla, X11 es el problema, pero Wayland no termina de estar fino.

    Hay algo que me cabrea especialmente, Linux SIEMPRE historicamente ha estado por delante de la competencia, tanto Windows como OSX han ido siempre a remolque la mayoria de veces copiando vilmente los DE de linux y luego anotandose el “invento”…, pero en los ultimos 2 años, siento decirlo, pero sobre todo windows nos ha pasado por la izquierda de mala manera, y 3/4 de lo mismo osx…, ambos tienen soporte muy depurado de HiDPI, los drivers actualizados…, mientras que Linux se ha dormido en los laureles brutalmente, hace mas de un año que se anuncio skylake de intel, y a dia de hoy todavia no esta 100% soportado.

    Ademas de esto tenemos el problema de que distribuciones madre, no las hijas no, las madres, tal como Debian se han convertido en un autentico DESASTRE, donde la estable es prehistorica (algo normal), y las testing revientan vilmente (si, ya se que son testing, pero nunca habian sido tan inestables como para no poderse usar), el problema es que si tienes un hardware relativamente nuevo (un Haswel por ejemplo, que ya no es tan tan nuevo), en la estable no esta soportado, y en las testing son terriblemente inestables…

    Todo esto me ha llevado a Fedora, que a dia de hoy, es la mas estable y menos problemas da…, asi que como veis, despues de tantos años he abandonado a mi queria Debian y a mi XFCE de toda la vida…

    Y aun asi, no cuento con las ventajas de actualizacion y estabilidad de Windows10, algo que JAMAS DE LOS JAMASES habia pasado.

    Creo que hay que dejar de mirarse tanto el ombligo y levantar la cabeza, Linux esta en un momento no malo, lo siguiente, y para mi que la unica solucion es que los distintos proyectos empiecen a colaborar o a fusionarse o la competencia nos va a comer de mala manera la tostada…, no se puede estar haciendo 20 veces lo mismo de forma aislada, es una perdida de tiempo y recursos.

    1. mbx016 says:

      Si te ha gustado cinnamon y eres debianita nostalgioso puedes probar LMDE cinnamon, la verdad, en mi humilde opinión, es probable que sea más estable que la propia debian.

      1. BlueSkull says:

        Muchas gracias por el consejo mbx016, lo probare a ver que tal, pero tengo que decir que Fedora me ha sorprendido gratamente, es MUY buena distro.

        1. Entrambosmares says:

          Por todas esas ventajas y por todos los problemas con las demás que tu comentas, acabé con Rosa Linux en escritorio gnome, que no me gusta kde. Excepto en un crasheo por cambio de versiones, ha sido indestructible hasta la fecha y viene tan prearmada que me da pereza volver a fedora. Pero sí, la que desde hace años se considera distro de pruebas tiene una estabilidad que ya envidiarian as otras.

Deja un comentario