Peppermint 8: agitado, no revuelto

La menta da para todo tipo cocktails en Linux, especialmente si hablamos de derivadas de Ubuntu. Productos consagrados como Mint y otros menos conocidos como Peppermint OS, una interesante distro, posiblemente concebida en algo tugurio de North Carolina, tras una noche de juerga y discusiones linuxeras.

Ahora acaba de sacar nueva versión, en la que no encontraremos nada de Cinnamon ni Mate. Este licor combina mejor con la sobriedad de escritorios ligeros (Xfce 4.12 con gotas de LXDE), aromas cloud y cierto eclecticismo a la hora de seleccionar las aplicaciones. Todo ello servido en un artwork de tonos oscuros con elementos Numix.

Peppermint 8 deriva de la última LTS de Ubuntu (16.04 LTS), viene con la edición del kernel 4.8 y soporte actualizado de hardware y stack gráfico, incluyendo las bibliotecas de Mesa 17.0.2.

Ahora las preferencias del sistema –especialmente en lo que concierne a la configuración del teclado, gestión de energía y alarmas– son más completas. Además se ha optimizado el renderizado de fuentes e incluido soporte “out of the box” a sistemas de archivos NFS y exFAT.

También mejora la gestión de volúmenes, al incluir el auto-montaje de discos duros externos.

Si agitamos un poco el menú (Whisker), nos encontramos con algunas variaciones curiosas: Chromium vuelve a ser el navegador web predeterminado en lugar de Firefox, mate-calc debuta como calculadora, el gestor de tareas xfce4-taskmanager sustituye a lxtask ya que ofrece más información, y observamos también la presencia de las X-Apps de Linux Mint (el visor de imágenes xviewer, y el editor de texto xed), en lugar de aplicaciones como Pluma y eog.

Por supuesto no podían faltar algunas creaciones de la casa, como ICE un software (SSB) que nos permite crear aplicaciones con acceso directo a sitios web y la apuesta por servicios online como Dropbox, Google Drive o el editor gráfico Pixlr.

Señalar que esta Peppermint incluye un modo OEM (solo para fabricantes) que nos lleva directamente al proceso de instalación de la distro, el cual cuenta con nuevas transiciones y diapositivas.

Peppermint 8 está disponible es versiones de 32 y 64 bits. Más información y descargas en la web del proyecto.

10 thoughts on “Peppermint 8: agitado, no revuelto”

  1. Podcast Linux (@podcastlinux) says:

    La probé en su momento para netbooks viejos y le daba un aspecto manejable.
    La suelo recomendar para máquinas viejas.
    Como siempre muy buenos tus posts.
    Un abrazo.

    1. tannhausser says:

      Gracias colega!

      Un abrazo para ti también 🙂

  2. NeoRanger says:

    Una distro que mezcla cosas no me gusta, que se decidan, o XFCE o LXDE. Manejan las mismas librerías pero no me gusta mezclar a la hora de usar un entorno para trabajar, si es que alguien usa ésta distribución para trabajar.

    1. tannhausser says:

      Umm… quizás debería haber titulado “mezclado, pero no agitado”. A mi también me descoloca un poco tanta mezcla. Es como la James Bond de las distros, “con licencia para mezclar”

      1. NeoRanger says:

        Jajajaja!! Tal cual!!

  3. Entrambosmares says:

    Es una pasada, la mejor derivada de Ubuntu para consumo ligero de recursos y con su propia paquetería de software infantil. Lo único que le falla es que en pantallas pequeñas no realiza un buen escalado de fuentes y el tamaño queda grande, viéndose apenas los menús. Cosa que no entiendo si su uso es muy favorable en viejas máquinas.

  4. coco says:

    Para mezclas LXLE, lo demas son tonterias.

  5. Luis Vicente Castillo Corbella says:

    Las traducciones están incompletas, igual a su anterior versión, se nota que ningún hispano trabaja en ella.

  6. larryman75 says:

    Me encanta las distros que consumen pocos recursos y la verdad es que mi pc va sobrado, pero le tengo mucho cariño a xfce. Esta distro me la apunto para “pendientes”,buen articulo.

    1. tannhausser says:

      Gracias Larry!

Deja un comentario