Red Hat introduce soporte para servidores ARM

Red Hat continua ampliando su presencia en todo tipo de plataformas, incluyendo las que forman las diferentes arquitecturas de hardware. Mientras x86 e Intel siguen siendo dominantes en los data centers, otras arquitecturas más alternativas como las ARM (especificamente la ARMv8-A 64-bit ) se empiezan a abrir paso, entre otras cosas por su menor consumo energético.

En Red Hat quieren ofrecer una solución estándar a todas ellas, con los recursos habituales de la compañía. Después de varios años de desarrollo y pruebas (en 2015 ya hubo una versión preliminar), involucrándose tanto con fabricantes como con la comunidad, ayer por fin se anunció que RHEL 7.4 dará soporte a los servidores ARM de 64 bits.

De esa manera se podrá sacar todo el partido a su tecnología basada en SoC (System-on-a-chip). Tal como comentan en Red Hat:

El ecosistema ARM ha surgido en los últimos años con productos SoC optimizados para servidores, diseñados para la nube e hiperescalar , telecomunicaciones y computación de vanguardia, así como aplicaciones informáticas de alto rendimiento. Los diseños de ARM SoC aprovechan los avances en tecnología de CPU, hardware a nivel de sistema y empaquetamiento para ofrecer opciones adicionales a los clientes que buscan soluciones de hardware estrechamente integradas.

Esta edición ARM ofrece un software muy similar al del resto de ediciones de RHEL 7.4, entre ellos Linux Kernel 4.11. Pero se ha procedido a desactivar determinados servicios de forma predeterminada (Bluetooth, wireless, LED, sonido…) y habilitar otros más específicos, con parches adicionales para un mejor rendimiento.

También se incluye el conjunto de herramientas para desarrolladores (Red Hat Developer Toolset) y soluciones de virtualización KVM.

En cualquier caso se persigue una aproximación genérica del sistema, que no dependa del fabricante en cuestión y que asegure la compatibilidad con los diferentes vendedores.

La nueva plataforma de HPE Apollo 70, –diseñada para computación de alto rendimiento y administración de clústeres–, con su procesador basado en Cavium 64-bit ARMv8-A ThunderX2, es uno de los primeros productos que ya ha anunciado que contará con el soporte de Red Hat Enterprise Linux 7.4 y SUSE Linux Enterprise Server. En ambos casos HPE les ha proporcionado acceso preferente a los componentes del sistema.

Red Hat no es la primera en llegar a la fiesta ARM, tanto Canonical (Ubuntu Server) como SUSE (SLES), ofrecen distros GNU/Linux para servidores, que proveen de soporte a dichas arquitecturas. También Debian con su arm64 port.

Señalar por último que CentOS (derivada directa de RHEL) ya ofrecía soporte de arquitecturas ARM64/AArch64 a través de SIG: pequeños grupos dentro de la comunidad que se involucran en un determinado proyecto, en este caso el de arquitecturas alternativas.

Es de esperar que la decisión de Red Hat, les simplifique el trabajo para próximas ediciones.

Imagen | Jared Smith (CC BY-NC-ND 2.0)

Deja un comentario