Linux Mint dice adiós a KDE y apuesta por Flatpak

En el repaso mensual de noticias que hacen en el blog de Linux Mint, nos informan de que su edición con escritorio KDE Plasma, tiene fecha de caducidad. La próxima Linux Mint 18.3 será la última que ofrezca una ISO de instalación con dicho entorno.

Bye Bye KDE

Entre las razones que han llevado a Clement Lefebvre y su equipo a tomar esta decisión, esta la menor base de usuarios que usa KDE comparada con otros escritorios de la distro; así como el desafío que supone mantenerse al día con la velocidad de desarrollo que tiene KDE aguas arriba (upstream).

Influye también que KDE y Qt es un mundo diferente, con herramientas que se salen del ecosistema habitual de la distribución, habituada al territorio GTK y con su set propio de aplicaciones (X-Apps) integrada en sus escritorios más populares: MATE, Cinnamon o incluso Xfce.

Nada impedirá sin embargo. que los usuarios que deseen instalar KDE sobre un sistema ya existente de Linux Mint, lo puedan hacer, tirando de una PPA de Kubuntu (aunque no acabo de ver que ventaja podría tener eso, respecto de instalar directamente Kubuntu o KDE Neon).

LDME: la posible solución a un holocausto ubuntero

En situación diferente queda LMDE que es la edición de Linux Mint basada en Debian y que siempre se ha visto relegada respecto a la edición principal.

Se piensa continuar en su desarrollo –entre otras cosas por el temor a un holocausto ubuntero, que obligara en un momento dado a tirar de Debian– y por tanto habrá una edición LMDE 3 basada en Debian Stretch y con Cinnamon 3.8 de único escritorio, allá por el primer trimestre de 2018.

¿Snaps? No, gracias. Mejor Flatkpak

Otro apartado importante es el de los paquetes autocontenidos de distribución de software. Una liga donde con sus diferencias juegan, Snaps, Flatpak y AppImage.

En Linux Mint están buscando el que se mejor se integre con la filosofía de una distro que toma como base las LTS de Ubuntu, para ofrecer lo que ellos consideran un producto estable y seguro, pero que al mismo tiempo permita disfrutar de las últimas versiones de determinadas aplicaciones.

El elegido por Linux Mint es Flatpak, un proyecto avalado –entre otros– por GNOME y Red Hat (frente a Snappy que es más de Ubuntu).

Se prefiere porque no es necesario un intermediario para llevar lo que cocina el desarrollador al escritorio del usuario (aunque se puede utilizar la tienda de Flathub) y por su flexibilidad a la de trabajar con múltiples repositorios. En Linux Mint 18.3 las Flatpaks contarán con una nueva sección en el Software Manager de la distro.

En un mes o dos: Linux Mint 18.3

En el blog de Linux Mint encontrareis más información sobre estos asuntos, así como de las novedades que traerá su próxima edición, disponible a finales de año y donde la estrella será un flamante Cinnamon 3.6.

31 thoughts on “Linux Mint dice adiós a KDE y apuesta por Flatpak”

  1. SergioN says:

    Vaya putada, con lo cómodo que resulta.
    Ahora, a buscar una distro con Kde y que resulte fácil de hacer compatible con todo tipo de cacharros… (No, openSUSE no es muy “amable”, no…)

    1. Jair LeBentz says:

      Maui linux. La he recomendado a mucha gente y todos felices, incluso usuarios de Linux Mint KDE.

    2. mikeletee says:

      ¿Has probado Manjado KDE? Muy recomendable.

      1. ubgonzo says:

        Coincido 100% con Manjaro, uno de los mejores KDE que he probado hasta la fecha. Lo tengo desde hace casi 10 meses y ningún problema.

    3. elav says:

      Ya existe y se llama KDE Neon.

      1. Bertin Osborne says:

        Y kaos?

        1. FeikGhost says:

          Really? xd

      2. SergioN says:

        Una pregunta tonta donde las haya, pero me tranqué: ¿Cuál de las isos que se ofrecen es la que hay que descargar? Que si amd, que si current, que si no sé qué… Me hice un lío.
        Gracias.

        1. VaryHeavy says:

          En realidad son la misma ISO, puedes bajar cualquiera de las dos.

          1. SergioN says:

            ¡Gracias!

  2. Javier says:

    Que lastima por que yo uso esta edición, cuando salga la siguiente lts de ubuntu me cambiare a KDE Neón que he querido hacerlo hace tiempo. Linux Mint es estable lo que no me gusta justamente, es que su centro de software y otras herramientas son GTK+ que no se integran bien con el entorno.

  3. ubgonzo says:

    No me extraña esta noticia, probé LMint KDE 18.1 y me quede a cuadros de lo descuidada que estaba. Ni siquiera iniciaba el escritorio de plasma, tenia que hacerlo a mano ejecutando “plasmashell”. La 18.2 mejoró un poco pero seguían habiendo corrupciones gráficas que molestaban mucho al navegar. Una lástima.

  4. Gnarlf says:

    Noticia que me deja regusto amargo la del abandono de kde por parte de Mint. Se veía venir, porque ya no es el primer comentario por su parte al respecto y hay detalles en la instalación de Mint kde que denotan falta de atención, como ese libreoffice sin el paquete de integración con kde instalado pero sí libreoffice-gtk. Pequeñeces, pero ahí están.
    Por otra parte, yo ya me rindo ante el panorama de escritorios en el software libre. A todos los entornos les encuentro algo positivo, o mucho; he estado muy contento con un Openbox “escritorizado” por ejemplo; pero a la hora de elegir un entorno completo en sí mismo y (opinión muy personal) preparado para una experiencia óptima de escritorio, siempre he sentido que las opciones eran Gnome o Kde. Gnome… me encanta su concepto y estética, flujo de trabajo, etc. De verdad lo digo. Pero no soporto ni su desconcertante y desorbitado consumo de recursos ni la incapacidad de sus aplicaciones para hacer algunas de las cosas más básicas. Ahí me perdieron.
    Pero ahora que me había decidido por kde y Mint para el mismo, vuelta a empezar; ya me canso de buscar distro. Ahí van mis conclusiones tras mucho distro-hopping buscando “la mejor distribución para kde”:
    – Distro DIY: hace años sí. Ahora ya no. Me cansa y siento que no necesito todo ese proceso para nada. Quiero mis programas y un escritorio funcional. No me aporta ni me divierte pensar en qué paquete es el que necesito para… ni por qué tal configuración vanilla no me funciona porque debo poner una almohadilla en una linea para que… NO. Ya no.
    – Opensuse: siempre me he peleado con su sistema de repositorios y prioridades y… nunca me he sentido cómodo con ella. Y eso que mi primer linux fue un SuSe 6.3 (Era una soleada mañana en el ágora de la antigua Grecia….)
    – Kubuntu: Nunca ha dejado de arrojarme cierres y problemillas cada tantas horas de trabajo. Pero no la descarto del todo si no me queda otra a pesar de muchos contras que le veo.
    – Netrunner y Maui: no entiendo su selección de software. Es incongruente, grotesca, una mezcolanza de cosas que parece el arco iris. Bloat..qué? Sobre todo Maui.
    – Manjaro y Arch y…: En Aur está todo… cuando funciona. Sinceramente, es un dolor de orejas si necesitas tirar mucho de él; y los repos oficiales son cortitos, la verdad.
    – Kaos: repos aún más cortos. Necesito muuuuucho más de lo que viene ahí y para compilarlo todo me voy a Gentoo. Aparte de que cuando le empiezas a meter cosas fuera de repos oficiales se resiente bastante. Viene muy pura hasta que la despurificas. Y necesito bastante GTK también. Mucho programa científico y otros varios que uso son GTK.
    – Chakra: Pero vamos a ver, ¿Cómo leches te vas a fiar de una distro en la que hay paquetes que no funcionan directamente en repos oficiales, con un repositorio de 5000 escasos? (Tratad de instalar y ejecutar cirkuit por ejemplo). Lo mismo que Kaos, poco software del que uso y muy bonita pero ya. Y CCR tiene el mismo problema que el KCP, que el AUR…
    – KDE Neon: ciertas incompatibilidades con el resto del repo que no es Neón y que depende de lo que uno haga, dan problemas. La base LTS es demasiado LTS llegado un punto para que ciertos elementos continúen felices por ejemplo con un QT reciente.
    – Muchas otras: les cuesta un mundo seguir el ritmo de liberación de Plasma (Como a Mint, pero esta tiene otras virtudes). Y tanto con Gnome como con Plasma hoy día, mejoran mucho con cada liberación (no me parece positivo, mas bien que tienen tanto que mejorar que es difícil no hacerlo. XFCE no mejora tanto de versión en versión porque ya están donde quieren estar), como para andar uno viviendo 2 o 3 versiones por detrás.
    Lo dicho, elegir distro hoy día es un absoluto tedio, a no ser que uno quiera un escritorio que se actualice de pascuas en ramos tipo xfce u openbox, que entonces tengo claro que estaba en Debian sí o sí.

    1. elav says:

      Repo de Arch cortito? Encuentro más cosas para un usuario en los repos de Arch que en los de Ubuntu. Y de AUR todo lo que instalo funciona sin problema alguno. Pero entiendo lo que dices. 😉

      1. francisco says:

        Concordo plenamente com você Não fosse alguns probleminhas no grub, seria perfeito.

    2. VaryHeavy says:

      ¿Incompatibilidades de KDE Neon con el resto del repo que no es Neon? ¿podría citar algún caso concreto? porque yo llevo casi un año usando KDE Neon sin cruzarme con ninguna incompatibilidad con los repositorios Ubuntu y sus PPAs.
      Por otra parte, su base LTS es tan LTS como lo es la de Ubuntu o cualquiera que se base en esta, pero no sé hasta qué punto influye negativamente con las últimas versiones de Qt, al menos en lo que a experiencia de usuario se refiere.

      Con lo de Netrunner y Maui, y su incomprensible selección de software, muy de acuerdo.

      1. sergioytoni says:

        Entiendo que @VaryHeavy recomienda Kde Neon, y como nos hemos cruzado foro acá, blog allá, le voy a hacer caso.
        Todo el mundo habla bien de Manjaro, pero a mí, Arch siempre me ha parecido difícil.

    3. Andreas Mulligan says:

      Quédate en windows

  5. Antón L. says:

    ¿A qué viene eso del «holocausto ubuntero»?

    1. Švejk says:

      Esa es buena, y apunta maneras en ware-fiction; que todo llegará.
      De momento hay que entenderlo a la inversa: Linux Mint Debian Edition se queda en el banquillo.
      Y es una pena, por que hay que ver el trabajo que Deepin, por ejemplo, esta haciendo con Debian Unstable como base.

      1. Jorge Romero says:

        Generaste mas duda

    2. Ugo Yak says:

      Canonical (y Ubuntu) vienen atravesando varios cambios ùltimamente que pueden (o no) alterar los planes a largo plazo de Mint. Es un seguro que les puede ser útil si llegase a suceder algo bastante loco (como que Microsoft compre Canonical jeje). Ya existen casos de distros basadas en Debian populares (Deepin) y se ajusta a lo que sería su tipo de usuario (una persona que quiere que su sistema funcione y no le importan mucho las novedades). La elección de Flatpak (a demérito de Snap) también va por ese camino.

  6. meh says:

    Una lastima por que la verdad yo nunca le vi mucho sentido a Mate y Cinnamon teniendo las versiones XFCE y KDE.

    De todas formas deje de usar Mint cuando les modificaron la pagina e infectaron unas ISOs, no me afecto en absoluto pero le perdí totalmente la confianza a Mint.

    Respecto a Snappy, seria más de Canonical que de Ubuntu. No es que funcionase solo en Ubuntu.

    En fin, por lo que veo hice bien en alejarme. No es una distribución para mí.

  7. Entrambosmares says:

    Ummmm… Uso Peppermint OS, espero que no se vea muy afectada porque para entornos ligeros es la mejor con permiso de sparky. Por otro lado, dos semanas he aguantado con Mint Kde, que es algo vetusta… No estar la integración de kio-gdrive… Mal, muy dejada. En ubuntu no he estado a gusto con ningún kde, he vuelto a opensuse (porque no sé configurar las impresoras brother en arch y porque manjaro se enlentece con el uso). Y kaos y chakra están muy limitadas, la verdad.

  8. Miguel says:

    Me parece bien que se centren en unos pocos escritorios ya que el que mucho abarca poco aprieta

  9. Shalem Dior Juz says:

    Sensacional, que dejen KDE a los que saben.

    1. Bertin Osborne says:

      Con todo ese bloat de servicios y aplicaciones … Y kwin crashea que no veas

  10. Ugo Yak says:

    Me parece bien, siempre se notó a la versión KDE como la menos integrada a su visión de producto.

  11. Joselo says:

    Decisión dolorosa pero congruente. Habrá más fuerza y tiempo para no dejar atrás el proyecto lmde cuya edición 2 es exelente.
    Por otro lado, Mint se comporta superior a la familia Ubuntu en el manejo de monitores externos, pero lo contrario pasa con Bluetooth donde hay mucha solidez en la familia Ubuntu, pero la estropean terriblemente al hacer la cirugía hacia Mint.

  12. D'Artagnan says:

    Me ha gustado la frase: ” el temor a un holocausto ubuntero, que obligará en un momento dado a tirar de Debian” .
    Esto no es mas que la consecuencia de Ubuntu al abandonar el proyecto Unity. Una cosa que hasta ahora marchaba extraordinariamente bien, siempre es el demonio el que se interpone para que las cosas tomen un curso diferente. LMDE funciona bién pero no tanto como Linux Mint. Ahora se verá si el proyecto Linux Mint al que muchísimos hubimos de tomar, cuando Ubuntu abandonó su proyecto Gnome (Acordaos del revuelo que se organizó) se sustenta y tantísimos usuarios deberemos migrar a otra distribución que de los resultados de Linux Mint.

Deja un comentario