Linux Mint 18.1 actualiza sus principales escritorios

Linux Mint 18.1 Cinnamon

“Llego tarde, llego tarde, a una cita muy importante…”. Cual personaje de Alicia en el País de las Maravillas, llego tarde. Ya salió Linux Mint 18.1 Serena y como me suele recordar el amigo Yoyo: “Las horas que son y el replicante todavía no ha publicado nada sobre (…ponga aquí su distro favorita)”.

Pues eso, una cita importante y navideña, la que tienen los usuarios de la distro de sabor menta con la primera gran actualización de la rama de Linux Mint 18. Como siempre con los escritorios de la casa: MATE 1.16 y Cinnamon 3.2, a los que en las próximas semanas se sumaran Xfce y KDE (que llegará actualizado a Plasma 5.8 gracias a los backports de Kubuntu).

Es eso, la actualización de los dos escritorios insignia, lo que llama la atención en esta versión, ya que otros cambios transcendentales y relativamente nuevos, ya los vimos en su edición previa: las aplicaciones X-Apps (cada vez más reforzadas), la instalación a posteriori de los codecs multimedia, el comando apt como amo y señor de la terminal a la hora de manejar el software, el debut del artwork de Mint-Y (por ahora sigue Mint-X como predeterminado), o el gestor de actualizaciones con políticas de seguridad a la carta.

Si nos vamos a las aplicaciones si que percibimos algunas novedades. Es el caso del editor de texto Xed cuenta con una nueva barra de búsqueda y con soporte total de temas oscuros.

Linux Mint 18.1 MATE

Mientras tanto el reproductor multimedia Xplayer mejora el soporte de varios monitores (gana el extraño poder de enviar a negro los que no esté usando). También observamos que el reproductor musical Banshee es reemplazado por Rhythmbox.

En la edición con MATE (1.16), las bibliotecas de GTK3 lo invaden todo, así vemos que muchos componentes claves ya han sido portados como el “demonio” de las notificaciones, la biblioteca policykit, el gestor de sesiones o la terminal.

Si nos vamos al escritorio hermano Cinnamon (3.2) a primera vista destaca el nuevo look del menú (ahora más pegado a la barra), la posibilidad de poner los paneles en vertical, un administrador de archivos nemo más capaz con las imágenes y en la transferencia de archivos, así como una mejora del soporte de hardware, que por ejemplo le hace sensible a los cambios de orientación (compatibilidad con acelerómetros) en la pantalla.

También más efectos visuales, mejoras en el manejo de las tarjetas híbridas Nvidia tanto a través de Prime como de Bumbleblee y un nuevo salvapantallas reescrito en Python, podríamos citar entre las principales novedades.

Linux Mint 18.1 Serena, está basada en Ubuntu 16.04 LTS y al igual que esta contará con soporte y actualizaciones de seguridad hasta el año 2021.

Como ya es habitual en Linux Mint, los usuarios de versiones previas tendrán que esperar unos días para poder llevar a cabo la actualización. En todo caso es un avance, ya que hasta poco era preciso reinstalar.

Una explicación más completa de las novedades de Linux Mint 18.1 MATE y Cinnamon está disponible en el blog de la distribución, así como los enlaces para su descarga.

14 thoughts on “Linux Mint 18.1 actualiza sus principales escritorios”

  1. SAUTRUX says:

    Que digo yo y perdonad mi ignorancia, si está basada en Ubuntu, que es lo que aporta esta distro?. Un artwork propio?.

    1. ElAmoDeLasLolis says:

      Aunque yo sea una persona que repudia mucho la “fragmentación” o “diversidad” como varios dicen, tengo que admitir que Linux Mint aporta y mucho en el ecosistema GNU/Linux (me atrevo a decir que mas que Ubuntu) porque para resumirte todo, Linux Mint básicamente es Ubuntu “hecho bien”…

    2. CENTSOARER says:

      Aporta motivos para incomodar a gente como tú. Disculpa el sarcasmo si es una pregunta honesta, de ser así, digo que aporta Cinnamon y las Xapps, y si conoces MATE, diría que en buena medida gracias a ellos lo conoces. Más en concreto aportan una experiencia de escritorio tradicional, intuitiva, fácil de usar, estable, más segura que Windows 7/8/10, y en constante mejora en función de la atención a las sugerencias de la comunidad que la usa.

      1. Marcelo says:

        Es así.

      2. SAUTRUX says:

        Hola, SÍ, es una pregunta honesta. Soy un profano en el tema y me pierdo entre tanta diversidad linuxera. Uso Ubuntu Mate, para uso personal en el trabajo no me queda otra que usar w7, pero solo porque he leido muy bien de ella y de ahí que me asalte la duda. Si Linux Mint usa Mate como escritorio y ademas es una derivada de Ubuntu, no es como usar Ubuntu Mate?. Según vuestro criterio Mint es mas estable?, aporta una usabilidad mejor a Ubuntu Mate?

        no pretendo molestar a nadie, solo documentarme.

        1. Marcelo says:

          Hola @SAUTRUX .

          Todas las opiniones escritas aqui son válidas. Doy fe.

          Si te marea un poco la diversidad de oferta: tene paciencia. Segui con Ubuntu-Mate, y cuando tengas un tiempo, instalá Linux Mint Mate. Vas a obtener lo mas importante: tu propia experiencia.

          Personalmente me quedaría con Linux Mint Mate.

          Saludos.

        2. Anónimo says:

          Buenas tardes.

          Sí, Mint con Mate es más estable que Ubuntu con Mate. Siempre suelo tener congelaciones con Ubuntu Mate en algún momento, o incluso algún fallo, etcétera. Con Mint Mate no me ha pasado.

          Por otra parte, Mint, como ya han dicho otros usuarios, aporta lo que la comunidad suele querer o pedir, cosa que Ubuntu no hace. Ubuntu va por libre y hace lo que quiere. Muchas personas que usaban Ubuntu la dejaron cuando se empeñó en poner Unity, y hubo una espantada hacia Mint. Ésta te ofrece la misma estabilidad de Ubuntu o mejor, con más variedad de escritorios y opciones de personalización. Además, mantienen dos escritorios que gustan mucho a la comunidad, Cinnamon y Mate. De estilo clásico ambos, inspirados más en como era Gnome en su momento. Bastante elegante Cinnamon de siempre y muy agradable a la vista, sobre todo con la última actualización basada en el tema Arch. Y ahora aportan más al ecosistema con la introducción de las Xapps.

          Resumiendo, si quieres una distribución similar a Ubuntu o a Windows en caso de que provengas de ese sistema operativo, pero con más opciones en cuanto a escritorios, personalización, o incluso si Ubuntu te da algún fallo puntual y buscas no tener esos fallos, Mint sería la opción adecuada.

          Un saludo.

          PD: Con Mint se puede seguir enredando y profundizando también como en otras distribuciones, si se quiere. Lo cortés no quita lo valiente. Eso sí, en principio está todo configurado y puesto para que el usuario lo tenga lo más fácil y accesible posible, sin rompederos de cabeza.

    3. juansantiago00 says:

      Como ya dijeron entre otras cosas aporta los escritorios tradicionales, todo comenzó cuando ubuntu adoptó el escritorio Unity abandonando el gnome tradicional, en aquel momento mint que era una distro fácil, dedicada a novatos en gnu/linux ganó muchos usuarios gracias a sus escritorios tradicionales y a ser casi más fácil de usar y de hecho más estable que ubuntu.

      Luego mucha gente se seinte más cómoda usando el desarrollo de una fundación que el de una empresa, pero ya te digo, siguiendo con tu lógica: ¿para que ubuntu si ya está debian? Me haces acordar a esa señora rrpp de canonical que desdeñaba mint por no se más que un derivado de ubuntu, pues…

      Si no pretendes una distro 100% libre mint es mejor opción que ubuntu, ubuntu está desarrollado por una empresa y es de sobra conocido que el único objetivo de una empresa es ganar dinero, el objetivo de la d¡fundación mint es proporcionar una distro gnu/linux casi libre, estable y fácil de usar.

      1. SAUTRUX says:

        Gracias por el aporte, me pierdo bastante con tanta distribución y derivadas…

  2. carlosky77 says:

    La verdad, es que prefiero en todo el tema Mint-X por sobre Mint-Y (temas gtk, íconos, etc). He vuelto a usar LMDE después de 2 semanas de usar opensuse. Hace tiempo que estoy “disfrutando” de Cinnamon 3.2 porque algunos cambios no me gustaron 1.- Algunos cambios en la parte estética no me gustó. 2.- Lo encuentro más pesado que tuve que deshabilitar los efectos. Desconozco si esos cambios se notarán en los Mint basados en Ubuntu.

    Saludos

  3. Vladimir Luna says:

    Pues solo queda esperar la actualización… de 18 a 18.1…

  4. Entrance says:

    He estado usando durante 2 años Linux Mint 17 con XFCE, pues mi antiguo equipo no me permitía correr con agilidad Cinnamon. Era el primer Linux que utilizaba tras 15 años con Windows y la experiencia ha sido muy grata.

    En el portátil instalé Linux Mint 17 con Cinnamon y debo decir que es una auténtica gozada de entorno, sobre todo para los que estamos acostumbrados al escritorio Windows

    El pasado verano renové el ordenador y quise probar Ubuntu Mate 16.04, que aún lo tengo instalado. Después de configurarlo a mi gusto, no me he llegado a sentir tan cómodo como con Cinnamon. De vez en cuando da algunos mensajes de error, Rythmbox nunca me funcionó, el explorador de ficheros no deja seleccionar varios ficheros usando el ratón,… En fin, esta Navidad aprovecharé para instalar Linux Mint 18.1 con Cinnamon, con el que espero estar hasta el 2021.

    Larga vida a Linux MInt!!

  5. juansantiago00 says:

    Para quienes tengan máquinas antiguas

    Lo he probado con mint y con debian con excelentes resultados.

    Se trata de prescindir de algunas cosas como iconos de escritorio y fondos de pantalla para obtener más rendimiento.

    La forma fácil de hacerlo es descargarte la ISO de la distro con xfce, luego instalar openbox (sudo apt-get install openbox) 3) cerrar sesión 4) abrir sesion con openbox 5) abrir consola e invocar (xfce4-panel)

    Y a vivir una experiencia muy fluida!!

  6. alunado says:

    algunas veces siento que la carrera o evolucion del software no tiene nada que ver con lo que uno quiere hacer. Como si correr estaría a la moda y algunos los mas perspicaces, idean los caminos por los que los atolondrados corredores escribirán sus huellas.

Deja un comentario